En la “era digital o de la información”, el papel de las carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas en inglés) es cada vez más relevante para la resolución de los retos que tenemos a nivel mundial, como los asociados al cambio climático, la pobreza y la salud. Por este motivo, las empresas están demandando con mayor frecuencia perfiles en estas disciplinas científico-tecnológicas y lo seguirán haciendo mucho más a futuro.

Sin embargo, el sistema educativo no está logrando cubrir esa demanda. En la actualidad, son evidentes los problemas de equidad en el acceso a la educación y a las herramientas digitales. En ocasiones, estudiar una carrera científica no es algo sencillo para los y las miles de estudiantes que buscan acceder a estas disciplinas en todo el mundo. Esto se debe a que existen barreras económicas, sociales, culturales y de género.

Mujeres en las carreras STEM

Un claro ejemplo de esto es la escasez de mujeres en las disciplinas STEM, que demuestra que existe una gran brecha de género. En el último informe de la UNESCO (2019), se presenta que las mujeres representan el 35% de los estudiantes matriculados en carreras STEM. Además de representar el 15% de las personas graduadas en ingeniería, 19% en informática y el 38% en matemáticas.

Sumando a los estudios de la UNESCO, de acuerdo con una investigación del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, la mujer en Latinoamérica sigue siendo influida por los estereotipos y variables estructurales que determinan su cultura y las instituciones. Esta situación ha afectado sus posibilidades de desarrollo y el rol que desempeñan en la sociedad. De este modo, podemos afirmar que las variables ligadas a la estructura familiar, así como a cuestiones escolares o laborales, tienen una relación inevitable con la brecha de género.

Teniendo en cuenta la importancia que tienen en la actualidad las carreras STEM y el carácter todavía más relevante que adquirirán en un futuro cercano, debemos tomar acciones impulsadas desde la inclusión para que las mujeres se formen en estas disciplinas y participen en igualdad con el hombre.

Mujeres latinoamericanas en la Ciencia

Sin embargo, no todo son malas noticias, recientemente la UNESCO señaló que, en la región de Latinoamérica, el 45% de los personas involucradas en la investigación científica son mujeres; una cifra que sobrepasa por mucho la tasa mundial del 28%. Si bien es cierto que, el número de mujeres que se inscriben a una carrera universitaria ha aumentado en los últimos años, muchas de ellas siguen abandonando sus estudios en los niveles educativos más altos.

Ante esta situación y frente a otros desafíos que dificultan que las personas se desempeñen en los campos científicos, han nacido iniciativas globales que promueven que la ciencia sea más accesible, eficiente, democrática y transparente. Esto a través del impulso tecnológico y digital, que ha permitido que la información relacionada con la ciencia llegue a todos los niveles de la sociedad y de forma gratuita.

Como parte de estas iniciativas se encuentran, “Mujeres en STEM” y “Ciencia en Casa” de 3M LATAM. El programa de Ciencia en Casa brinda a maestros, maestras, madres, padres y estudiantes de entre 6 y 12 años, la posibilidad de acceder virtualmente de forma gratuita a una serie de videos y experimentos sencillos, que buscan fomentar las aptitudes científicas en niños y niñas y enseñarles cómo enfocar su futuro dentro de este tipo de carreras. Los videos son impartidos por científicos de 3M y edutubers (figuras dedicadas a hablar de ciencia de manera amena y cercana en Youtube) reconocidos.

¿Cuál es el estado de la Ciencia y las carreras STEM?

Sin embargo, a pesar de que la confianza en la ciencia se ha renovado y el mundo quiere que esta disciplina resuelva los problemas sociales, aún existen otras barreras, adicionales a la de género, que están frenando a los y las estudiantes a seguir las carreras científico-tecnológicas. 3M ha presentado los hallazgos de SOSI (State of Science Index) en español “Índice del Estado de la Ciencia” en donde se evidencian algunas de esas barreras.

SOSI es un estudio de investigación independiente, encargado por 3M, para rastrear las percepciones y actitudes de la gente hacia la ciencia. Debido a los recientes eventos globales, se publicaron dos oleadas de datos:

1. una encuesta global típica, pre-pandemia, en agosto-octubre de 2019

2. una encuesta pulso realizada en julio-agosto 2020, aproximadamente seis meses después de la pandemia mundial. Esta última encuesta de SOSI se realizó en once países.

Si se quieren resolver los mayores desafíos del mundo, la ciencia marcará el camino. Esa es la conclusión del Índice anual SOSI para este año. Asimismo, muestra que las soluciones sostenibles siguen siendo críticas y que las barreras a STEM y la desigualdad de género y raza deben eliminarse.

La encuesta también reveló:

74%

de las personas piensa que a raíz de la pandemia, el mundo necesita más personas que sigan carreras relacionadas con STEM para beneficiar a la sociedad.

72%

de las personas comentó estar de acuerdo con que una sólida educación en STEM es crucial para abordar las problemáticas que solo la ciencia puede resolver.

Si bien es cierto que las personas reconocen la necesidad y la importancia que tienen estas disciplinas, barreras como la desmotivación en edades escolares, disminuyen el interés en la ciencia.

El 17% de las personas entrevistadas reportó haber sido desanimado o desanimada de estudiar alguna carrera relacionada con ciencia. La afirmación de encontrarse sin estímulo para estudiar alguna disciplina STEM se ha visto más marcada entre las generaciones más jóvenes, situación que presagia una tendencia preocupante. De hecho, los adultos de la Generación Z y los Millenials muestran aproximadamente el triple de probabilidades de decir que se desanimaron de tomar ciencias en la escuela que sus contrapartes de la Generación X y Boomer. La razón principal es la falta de acceso a las clases de ciencias; pero también existen otros factores como la desigualdad (raza, etnia y género), que surgen como barreras para buscar el estudio de estas ciencias.

Las barreras raciales y generacionales a la educación STEM amenazan los avances científicos futuros y el desarrollo sostenible del planeta. En efecto, la ciencia es algo que trasciende, y que cuenta con una capacidad transformadora de alcance histórico. En ese sentido, la clave es transmitir esto a las nuevas generaciones, a través de una nueva ciencia que sea abierta, libre, participativa y de impacto social.

“La ciencia no sabe de países, porque el conocimiento le pertenece a la humanidad y es la antorcha que ilumina al mundo. La ciencia es el alma de la prosperidad de las naciones y la fuente de todo progreso”.

Louis Pasteur

Es nuestra tarea inspirar a las próximas generaciones a perseguir carreras STEM para abordar los desafíos globales de la humanidad.

Fuentes:

  1. https://news.3m.com/English/press-releases/press-releases-details/2019/World-Wants-Science-to-Solve-Global-Problems-Even-as-Skepticism-Grows/default.aspx
  2. https://www.3m.com/3M/en_US/state-of-science-index-survey/
  3. https://www.3m.com/3M/en_US/state-of-science-index-survey/interactive-3m-state-of-science-survey/

Suscríbete a nuestro Newsletter

Sé parte de la comunidad 3M y descubre cómo la curiosidad nos lleva a mejorar la vida de las personas. Recibe cada mes información relevante sobre ciencia, innovación y sustentabilidad.