De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la generación Z podría ser la primera en acabar con la pobreza extrema y la última en frenar el cambio climático: dos de los retos más importantes a los que se enfrenta la humanidad. ¿Cómo lograr esto? A través de la ciencia. 

“Para que un país tenga la capacidad de abastecer las necesidades básicas de su población, la educación en ciencia y tecnología es una necesidad estratégica”.

UNESCO, 1999

Sin duda la ciencia es importante para el desarrollo sostenible. Es por eso que la educación científica es fundamental. Al facilitar proyectos y experiencias en la vida cotidiana de niños y niñas, que les permitan expresar su curiosidad natural, estamos aportando a su conocimiento científico. Como dice María José Cabello Salguero, en su artículo “Ciencia en educación infantil: la importancia de un rincón de observación y experimentación en nuestras aulas” (2011), “aprendemos de forma activa, y a estas edades es necesario manipular, experimentar, ensayar y errar. Las experiencias en las que los niños/as tienen acceso a la manipulación de material son altamente gratificantes e importantes para aprender ciencias”.

La curiosidad, el asombro y la capacidad de preguntar son característicos del pensamiento científico. En la infancia se plantean problemas, que en la adultez nunca nos detenemos a examinar, y construímos teorías explicativas de la realidad, de un modo similar a las que se utilizan en la ciencia, a través de la experimentación. Debemos aprovechar esa curiosidad innata y despertar el interés por la ciencia desde los primeros años de edad.

Realizar experimentos estimula la interacción con elementos del entorno y promueve actitudes exploratorias en las niñas y los niños mediante su curiosidad, acercándoles el conocimiento científico.

Es un hecho que la curiosidad científica se debe promover en la infancia, para que desarrollen una mirada lógica de la vida y puedan resolver los problemas del día a día, adaptarse a nuevas situaciones y solucionar retos

Este es uno de los hallazgos más relevantes del Índice del Estado de la Ciencia –State of Science Index–, un estudio realizado por 3M en 14 países, con el fin de explorar la imagen de la ciencia en todo el mundo, sondear qué piensa y siente la gente sobre la ciencia y su impacto en el mundo. Los personas encuestadas, tanto escépticas como no escépticas de la ciencia, están alineadas con respecto a la próxima generación.

¿Qué descubrimos en el Índice del Estado de la Ciencia 2019?

92%

desea que sus hijos e hijas conozcan más sobre ciencia

33%

piensa que niños y niñas deben comprender cómo la ciencia mejora el mundo para inspirarlos a seguir una carrera relacionada

82%

alentaría a los niños y las niñas a seguir una carrera en ciencias

Haz experimentos en casa y estimula la curiosidad científica en la infancia

En 3M entendemos la importancia de la ciencia en el mundo. Por eso creamos Ciencia en Casa de 3M «Science at home» un programa orientado al profesorado, madres, padres y estudiantes de entre 6 y 12 años, que brinda una serie de videos educativos con experimentos científicos fáciles de realizar en el hogar, usando artículos domésticos comunes y diseñados para reforzar los principios científicos básicos.

Principio de Bernoulli

¿Por qué los pájaros pueden volar fácilmente? ¿Cómo despegan y mantienen vuelo los aviones?

Vibraciones Sonoras

¿Por qué escuchamos la música? Conoce cómo las vibraciones emitidas por las ondas sonoras nos permiten oír.

Estación de Inflado de Globos

Descubre la manera de crear una estación de inflado de globos usando el principio químico de las explosiones.

Principios del Magnetismo

Experimenta con imanes para conocer más sobre las fuerzas magnéticas. ¿Qué crees que pasará con todos los metales? Podrías sorprenderte.

Spinner

¿Cómo funciona un spinner y por qué gira por tanto tiempo? Descúbrelo y aprende sobre la precesión giroscópica.

¿Cómo podemos ayudar a la niñez para que tenga curiosidad por la ciencia?

Bríndale estímulos

Alienta su interés por investigar y comprender cómo los objetos que utiliza diariamente funcionan. Bríndale ayuda para hacerse preguntas sobre el mundo y aviva su curiosidad para que intente encontrar una explicación a lo que no entiende.

Deja que lo intente

Dale espacio para que trate de solucionar de forma autónoma los problemas y desafíos que nacen de la experiencia. Por supuesto, siempre con tu supervisión. Puedes guiarle y aconsejarle, pero él/ella ya se habrá enfrentado a varias situaciones.

Guía el aprendizaje

Si ves que se está complicando porque no puede resolver algo, no le des la respuesta o la solución. Intenta darle algunas pistas o preguntas para que pueda encontrarla por sus propios medios.

Usa el juego

Plantea desafíos cotidianos para que pueda deducirlos. Ve más allá y pídele que invente objetos del futuro o comienza una historia y haz que la termine, que piense en los personajes y cómo actuarían.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Sé parte de la comunidad 3M y descubre cómo la curiosidad nos lleva a mejorar la vida de las personas. Recibe cada mes información relevante sobre ciencia, innovación y sustentabilidad.