Eleva tu potencial creativo: La inspiración como la materia prima de la creatividad.

Por Saray Sánchez, Senior Consultant, REDBOX


Hablar de creatividad es complejo. Aunque entendemos el concepto y podamos encontrar en el diccionario una definición precisa, explicarnos la capacidad de generar nuevas ideas o conceptos para conseguir soluciones originales, podría llegar a ser confuso. En especial, cuando estas nuevas ideas surgen a diario en las cabezas de distintas personas, siguiendo métodos muy diversos o, incluso, sin seguir método alguno.

La creatividad es un concepto nuevo. Fue hasta mediados del siglo XX que comenzó a discutirse en la psicología. Esto no quiere decir que Da Vinci, Galileo, Mozart o los arquitectos de Grecia no fueran creativos, sino que en su época las buenas ideas eran atribuidos a otros factores: la inspiración divina, las musas, la “genialidad” o la magia negra. Incluso, el pensamiento creativo podía llegar a prohibirse, pues se oponía a la idea de que solo existía un creador.

Hoy sabemos que más allá de un don, la creatividad es una habilidad que todos podemos desarrollar. El problema es que estamos diseñados para tomar atajos mentales para resolver los retos a los que nos enfrentamos. Estos atajos –que en un principio nos ayudaban a sobrevivir ahorrando energía mental– hoy causan que saltemos a conclusiones anticipadas, caigamos en sesgos cognitivos o lleguemos a las mismas ideas y lugares comunes al momento de buscar soluciones creativas.

Descubre cómo promover la inspiración para lograr procesos creativos con resultados más innovadores.

Regístrate y mira este webinar exclusivo para suscriptores.

Entonces ¿qué hace diferente a Pablo Picasso de aquellos que no se consideran creativos?

Se trata de un sistema de acciones que ayudan al cerebro a pensar diferente.

El primer paso para evitar los atajos es dividir el problema en problemas más pequeños y resolverlos uno a la vez.

Un ejemplo es empezar por aquello que tiene hartos a tus consumidores o usuarios alrededor de tu reto y generando ideas para solucionar o alivianar los puntos de dolor uno por uno. Notarás que es más fácil generar ideas individuales que después pueden filtrarse y complementarse para crear conceptos más complejos.

Una vez que entiendas tu gran reto como retos más pequeños, existe otro elemento que acelerará la creatividad logrando más y mejores ideas:

La inspiración

No confundamos la inspiración con momentos accidentales o iluminación divina. La inspiración es una disciplina que puede abrir el panorama, acercándonos a referencias y ejemplos que aceleran el proceso creativo. Una idea no es más que la combinación de otras ideas previas.

Voces

Conversaciones a profundidad con personas afectadas directa o indirectamente con tu reto. Usuarios, facilitadores, clientes, etc.

Tu industria

Entender qué está haciendo la competencia, cómo se mantiene relevante frente a sus usuarios y cómo soluciona retos similares al tuyo.

Otras industrias

Además de la competencia ¿quién está siendo relevante para tu consumidor? Cómo solucionan otros aspectos de su vida.

Otras disciplinas

Explora otros ámbitos, temas, prácticas y situaciones, que estén siendo relevantes en el mundo. Explora tendencias, lee noticias, observa.

Una vez inspirado, podrás ver las ideas desde otra perspectiva y contarás con referentes que aceleren tu pensamiento y resolución de problemas. El secreto es “tomar prestado” y reconfigurar evitando plagios.

Repite estos dos pasos en cada reto al que te enfrentes y ajusta según lo que a ti te funcione. No pienses en la creatividad como en un objetivo, sino como en un proceso o herramienta; mantén el flujo creativo viendo más cosas y cuestionando de dónde vienen las ideas. Y lo más importante: haz que las cosas sucedan.

Fuentes:

  1. http://www.cocreativity.com/handouts/guilford.pdf
  2. https://medium.com/@TheArtofPsychedelics/start-here-the-basics-of-psychedelics-49f3a930a2ac
  3. Google –  Books Ngram Viewer
  4. Psychology Today, At 161, Sigmund Freud is still “alive.” May 05, 2017. Ekua Hagan
  5. Brain Pickings, The Art of Thought: A Pioneering 1926 Model of the Four Stages of Creativity. MARIA POPOVA
  6. Tesis “Las 4 fuentes de inspiración”, 2010, Carlos Álvarez.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Sé parte de la comunidad 3M y descubre cómo la curiosidad nos lleva a mejorar la vida de las personas. Recibe cada mes información relevante sobre ciencia, innovación y sustentabilidad.